Skip to content

10 efectos poderosos de las hojas de mango

Las hojas de mango están llenas de propiedades curativas y medicinales, contienen un alto valor de vitaminas A, B y C. Las hojas pueden hervirse en agua para degustar un delicioso té pero también se pueden consumir en polvo.

El mango es una fruta tropical que aparece en los primeros meses del año (principalmente en el mes de febrero y hasta julio), tiene un sabor dulce y es muy utilizada para diversos postres. ¿Sabías que esta fruta deliciosa y jugosa también es un alimento que proporciona diversos efectos positivos en nuestra salud?

El mango es rico en vitaminas y minerales tales como potasio, cobre y magnesio y, lo que la hace más interesante es el beneficio obtenido de sus hojas que, comúnmente son desechadas en la basura. Aportan grandes usos en la medicina herbal con propiedades curativas y medicinales.

Hojas de mango

Sus hojas son de un tono rojizo o violáceas cuando están tiernas, y adquieren con el paso del tiempo un color verde oscuro. Su textura es carnosa con una punta afilada que contiene vitaminas C, B y A. Es rica en nutrientes y con elevadas propiedades antioxidantes que aportan flavonoides y fenoles. Se pueden hervir en agua para consumir como té, sin embargo, en el sudeste asiático, las hojas se cocinan y así se comen. Para fines medicinales las hojas jóvenes son las más recomendadas de utilizar.

Las propiedades antioxidantes y antimicrobianas de la hoja de mango ayudan a disminuir las dolencias musculares de manera efectiva.

A continuación conoce los 10 efectos poderosos que poseen las hojas de mango.

  1. Regula la diabetes

Las hojas de mango son utilizadas para tratar la diabetes. Cuando las hojas están tiernas producen antocianidinas que ayudan a tratar la diabetes cuando está apareciendo. Para ser usadas como tratamiento contra la enfermedad, las hojas pueden ser consumidas bajo infusión o también puedes secarlas y pulverizarla. Igualmente sirven para tratar la angiopatía diabética y la retinopatía diabética.

Para ayudar a aliviar los síntomas de la diabetes remoja las hojas en una taza de agua durante la noche y a la mañana siguiente, cuela y bebe.

Las hojas de mango ayudan a tratar la hiperglucemia.

  1. Reduce la presión arterial

Las hojas de mango disminuyen la presión arterial gracias a sus propiedades hipertensivas. Con esto fortalecen los vasos sanguíneos y disminuyen los dolores provocados por las venas varicosas.

  1. Combate la inquietud

Las personas que sufren inquietudes por efectos de la ansiedad, las hojas de mango resultarán un potente relajante casero. Al momento de tomar una ducha debes hervir las hojas de mango. Sentirás que con el calor del agua, tu cuerpo se va a relajar y refrescar.

  1. Trata los cálculos biliares y renales

Para los problemas relacionados con los cálculos renales y la vesícula biliar, ingerir por las noches un vaso de agua con un poco de hojas de mango molidas en polvo te ayudarán con la solución. Las hojas de mango reaccionarán en tu cuerpo rompiendo las piedras y facilitando su tránsito.

  1. Cura los problemas respiratorios

Las hojas de mango son buenas para todo tipo de problemas respiratorios. Siendo útiles para personas que sufren de bronquitis, asma y resfriado. Beber una decocción de hojas de mango en agua caliente con un poco de miel te ayudará a curar la tos de manera eficaz.

Una infusión con hojas de mango también es recomendada para tratar los problemas de garganta, como ronquera o pérdida de voz.

  1. Trata la disentería

La disentería es una enfermedad del tracto digestivo, cuyas deposiciones son acompañadas de sangre. Para tratar esta enfermedad las hojas de mango deben volverse polvo y tomarse disueltas en un vaso con agua de dos a tres veces al día. Para un tratamiento más efectivo, las hojas de mango deben estar completamente secas para su pulverización.

  1. Contra los dolores de oído

El dolor de oído puede ser bastante doloroso y frustrante. Usar hojas de mango como remedio casero proporciona alivio. Agrega unas goticas en el oído preparadas en una infusión de hojas de mango tendrá de inmediato un efecto analgésico.

  1. Cura quemaduras

El remedio más simple para tratar dolorosas quemaduras es aplicar cenizas de hojas de mango en el área herida. Con ello calmarás la piel y sentirás sensación de alivio.

  1. Detiene el hipo

Si eres de las personas que sufren constantes problemas de hipo, las hojas de mango resultarán un gran remedio casero. Para utilizar, quema algunas hojas de mango e inhala su humo.

  1. Beneficiosa para el intestino

Para utilizar, pon a hervir algunas hojas de mango, cierra el recipiente con el agua tibia y déjalo reposar toda la noche. A la mañana siguiente, filtra el agua y bebe el brebaje con el estómago vacío (en ayuno). La ingesta de esta infusión actúa como tónico para el estómago, ya que elimina las toxinas en el cuerpo y mantiene limpio el sistema digestivo.