Skip to content

Bajar de peso con el sungazing

Cuando leí la primera vez que se podía bajar de peso con el sungazing, la verdad, me sorprendí porque en esos momentos ni siquiera sabía lo que era. Esto fue hace más de un año y la verdad que si he visto y sentido la diferencia de lo que era antes y lo que soy ahora.

Cambios que conlleva practicar sungazing

Cuando el proceso empieza para bajar de peso con el sungazing uno no se da cuenta de que antes de eso ya ha empezado algunos cambios, en mi caso, lo primero que sentí fue que las cosas ya no las veía como antes lo hacía, es decir, antes uno por costumbre tiende a molestarse por cosas sin importancia incluso a ser agresivo.

Al menos para mí fue lo primero que me di cuenta de que ya no veía un problema donde antes si, después, las pequeñas molestias físicas empiezan a desaparecer y lo que antes era indispensable como el comer por antojo ya no lo era. Por lo general se da cuenta de que no es necesario comer más de lo que el cuerpo necesita. De esta forma su cuerpo como que se va ordenando y poco a poco va dejando los pequeños temores a un lado, que justamente es lo que le produce la ansiedad por lo cual le da por comer, esto es igual como aquellas personas que cuando están inquietos se empiezan a morderse las uñas, casi el mismo proceso pero igual resultado.

Recibir energía del sol con el sungazing

Tengo que admitir que en mi caso nunca terminé el proceso completo de que se compone el sungazing pero, después de un tiempo como en este momento ya lo estoy siguiendo y la diferencia entre antes y después es increíble. Antes de dejar de practicar el sungazing llevaba 23 minutos de mirar fijamente al sol. Esto hizo que mi proceso de cambio se quedara en espera pero ahora que estoy en la práctica ya llevo 25:25 que fue hoy, esto lo vengo haciendo desde la semana pasada y el cambio que he sentido hasta ahora es que la energía que entra en el cuerpo se siente, uno se pone más despierto y de paso se duerme menos es decir, 5 horas y ya se está listo para levantarse.

En el momento que llegue a más de 30 minutos el hambre empezará a descender poco a poco hasta que se llegue a 45 minutos y de ahí ya es otra historia. Desde luego que el peso lo he regulado y lo mantengo con una pequeña dieta, el sol, los mantras, mándalas y un poco de meditación, es decir que con esto que baja de peso sin pena ni gloria y de paso con tranquilidad en su alma. Bajar de peso con el sungazing solo si usted lo decide.