Skip to content

Como influye el Kiwi en tu dieta saludable

El kiwi, es originario de China, llamado en sus comienzos como “yang-tao” o “uva espina china”, aunque se relaciona con el pa√≠s del cual lleg√≥ hace casi un siglo para convertirse en todo un s√≠mbolo de salud, llegando incluso a adoptar el nombre de un ave no voladora aut√≥ctona de dicha isla.

Desde Nueva Zelanda, posteriormente se extendi√≥ su cultivo a otras latitudes, llegando a pa√≠ses como Espa√Īa, Italia y Francia, principales pa√≠ses productores en Europa.

Los kiwis, propios de climas templados, crecen en forma de racimos en plantas trepadoras, que recuerdan a las vides. Es un fruto de forma ovalada con piel marr√≥n cubierta de una fina pelusa que encierra en su interior una pulpa verde muy¬† brillante y peque√Īitas semillas negras comestibles dispuestas radialmente alrededor del coraz√≥n amarillo de la fruta.

Este fruto pesa, aproximadamente entre 50 y 90 gramos. Su aroma es suave y su sabor muy dulce y ligeramente ácido, lo que hace de él una fruta muy especial.

Se conoce que el  kiwi procede de una planta trepadora  de igual  nombre y pertenece a la familia de las Actinidiáceas, que incluye unos 300 árboles y arbustos, muchos de ellos trepadores y ornamentales propios del hemisferio sur. A pesar de su aspecto externo  que quizás no sea demasiado atractivo, se trata de un fruto sumamente sabroso, con interesantes propiedades nutritivas y muy saludables.

El kiwi¬† madura en invierno, aparece en los lugares para su venta a partir de octubre y se mantiene en perfectas condiciones hasta mayo. Sin embargo, otras variedades como el kiwi procedente de Nueva Zelanda, tambi√©n pueden consumirse desde finales de mayo hasta principios de noviembre sin ning√ļn tipo de inconveniente.

El kiwi es una fruta con un alto contenido en agua y fibra, pero fundamentalmente se destaca por su elevado contenido de vitamina C y E.

– Vitaminas. Es una excelente fuente de vitamina C. Un solo kiwi cubre¬† las necesidades diarias de esta vitamina tanto para un ni√Īo como para un adulto,¬† es rico en vitamina E y √°cido f√≥lico, llegando a cubrir entre un 9% y un 20% de las necesidades diarias de estas vitaminas, respectivamente.

De esta manera, el kiwi refuerza el sistema inmunitario, previene de posibles infecciones como resfriados y gripes, y favorece la absorción del hierro por su riqueza en vitamina C.

Protege a las células del proceso de envejecimiento por su contenido en éstas vitaminas, ayuda a prevenir malformaciones fetales, por lo cual resulta muy recomendable que esté incluido en la alimentación de mujeres embarazadas.

– Rico en lute√≠na. La lute√≠na es un pigmento de origen natural que act√ļa como un filtro de las radiaciones solares al igual que el huevo y otras frutas y verduras como espinacas, br√≥coli y acelga.

Protege la vista frente a algunos de los efectos del sol, y act√ļa como un antioxidante, que reduce el efecto de los radicales libres implicados en el envejecimiento y desarrollo de enfermedades degenerativas; ¬†estudios cient√≠ficos relacionan la lute√≠na con la prevenci√≥n del c√°ncer, enfermedades card√≠acas y cataratas.

– Macronutrientes y Energ√≠a. El kiwi posee muy poco valor cal√≥rico, unas 54 kcal por cada 100 gramos de fruta. Aporta una cantidad moderada de hidratos de carbono en forma de az√ļcares (12%), y un 0,5% de grasa como as√≠ tambi√©n un 1% en prote√≠nas.

– Minerales. El potasio, el magnesio y el cobre son los minerales que posee el kiwi cubriendo el 10% de las necesidades diarias.