Skip to content

Hacer dieta de la Luna o del Hombre Lobo

La dieta de la luna, también conocida como la dieta lunar o la dieta del hombre lobo, implica ayunar de acuerdo con las fases lunares, alineando el día de la luna nueva o luna llena con un ayuno de solo jugo.

La dieta de la luna dice aumentar la capacidad de un individuo para perder peso; se afirma que uno puede perder hasta 2,7 kg en 26 horas aunque 1 kg suele ser más razonable. Se basa en la idea de que la luna impacta el agua en nuestros cuerpos, tal como afecta a las mareas en el océano.

Entonces, este poder se puede utilizar para perder peso. Como la atracción gravitacional de la luna es más poderosa durante la luna llena y la luna nueva, una dieta líquida durante estos días te ayudará a perder peso.

El efecto de la luna en el cuerpo humano

Al parecer todos tenemos algo de lunático. Esto no es un secreto. Nuestro cuerpo es casi 80% agua por lo que no deberíamos sorprendernos que la luna, un satélite natural que es capaz de mover océanos enteros, también pueda afectar todo nuestro organismo, tanto a nivel físico como mental.

Desde la antigüedad se sabe que la las fases de la luna afectan el ciclo menstrual de la mujer, por lo que tiene acción sobre la fertilidad y todos los demás sistemas corporales, incluyendo el sistema digestivo

Quizás no existan estudios científicos que avalen la creencia que una dieta basada en la luna pueda provocar una pérdida de peso, pero tomando en cuenta todo lo dicho hasta ahora no es desquiciado pensar que un régimen alimenticio basado en las fases lunares pudiera tener alguna incidencia en la pérdida de peso.

Como seguirla

La dieta de la luna es bastante restrictiva. Durante las 26 horas de luna nueva o luna llena, tienes prohibido comer alimentos sólidos. Puede tomar mucha agua y tés de desintoxicación como salvia, té verde  o diente de león. También se permiten jugos de vegetales y frutas.

En esas 26 horas, solo se te permite comer frutas, sopas, ensaladas, puré de calabaza, etc. Si sigues la dieta del hombre lobo, debes tratar de no consumir alimentos pesados, azúcar y grasas durante la luna llena.

Efectos secundarios

Con el plan de dieta lunar, uno puede correr fácilmente el riesgo de fatiga, mareos, irritabilidad, hipoglucemia, desmayos, desvaríos o pérdida de memoria.

Incluso pueden surgir problemas nerviosos por seguir imprudentemente un ayuno exclusivo de jugos. Si bien un día de ayuno con jugos no es necesariamente dañino si una persona completamente sana lo sigue, no es una dieta sostenible y no se puede seguir para obtener resultados duraderos a largo plazo.

¿Te ayuda?

Celebridades como Madonna y Demi Moore han afirmado que la dieta de la luna les ha ayudado a perder peso, hasta 6 libras de peso de agua en un día. Entonces, si te guías por sus palabras, la dieta funciona.

Sin embargo, este no es un método probado científicamente para perder peso. Te ayudará a reducir solo el peso del agua, que volverá tan pronto como dejes de seguir la dieta. Es esencialmente una dieta de moda y no es sostenible para la pérdida de grasa a largo plazo.

Planes de la dieta luna

Hay dos planes para la dieta lunar: el básico y el extendido.

  • Plan de dieta básico: consiste en un día de ayuno de 24 hrs en el que solo consumes jugo y agua. Se comienza durante la luna nueva o la luna llena. Durante el día de ayuno, puedes perder hasta 6 libras (2,7 kg) de peso de agua en un día y tu cuerpo se limpia de toxinas.
  • Plan de dieta de luna extendido: al igual que el plan anterior, hay que comenzar un ayuno con líquidos el día de luna llena. Después se aplican otras pautas complementarias para aumentar la efectividad del ayuno de tal forma de perder peso de forma eficiente con una alimentación saludable durante cada fase lunar.

Lo mejor es estos dos planes son perfectamente compatibles con otras dietas famosas. A la dieta del hombre lobo se le considera una dieta de choque ya que pierdes peso de forma rápida y puede servir para darte un impulso anímico para empezar dietas más sustentables a largo plazo.

Lo mejor de esta dieta es su poder desintoxicante y que tienes fecha exacta para empezarla y terminarla… al igual que un hombre lobo. Si haces la dieta lunar y comienzas otra dieta en la fase menguante se le considera un momento muy propicio ya que en ese momento eres menos propenso a los antojos y sientes menos apetito.

Beneficios de la dieta de la luna

Los seguidores de la dieta del hombre lobo le atribuyen muchas ventajas, pero debemos recordar que es posible que estas se deban a la poca cantidad de caloría y no algún efecto mágico del influjo lunar. Aún así verás resultados sorprendentes y podemos nombrar los siguientes beneficios:

  • Se pueden perder hasta 2,7 kg en un solo día gracias a esta dieta basada en las fases lunares
  • También es una excelente manera mejorar tu sistema inmunitario y desintoxicar tu cuerpo.
  • Además, también se puede usar para aumentar la eficacia de otros planes de dieta.
  • Si tienes un estilo de vida ajetreado y tienes dificultades para cumplir con horarios largos y exigentes o cocinar alimentos especiales, la dieta del hombre lobo puede ser una excelente forma de ayudarlo a sentirte más saludable y ligero, además de perder algo de peso rápidamente.

Es cierto que no hay estudios científicos que valen las bondades de la dieta de la luna pero las personas que la han utilizado, incluyendo celebridades, han avalado con sus testimonios la eficacia de este régimen dietético.

Lo importante es que no es muy distinta de otros regímenes alimenticios de choque, los cuales son de naturaleza rápida y restrictiva con el objetivo principal de botar esos kilos de más. Con esto queremos decir que no implica riesgos extraños para la salud, además de los que pueden provocar otras dietas parecidas.

Contraindicaciones

A pesar de no considerarse una dieta peligrosa ya sabemos que esta dieta no es sostenible a largo plazo por lo que se recomienda seguir los lapsos establecidos.

Siempre hay que consultar a un dietista o profesional de la salud cualificado. Esta dieta no es recomendable para mujeres en periodo de lactancia o embarazo (o que están intentando quedar embarazadas) ya que implica tener ayuno y eso no es bueno para la madre ni para el bebé al cual hay que garantizar todos sus nutrientes.