Skip to content

Hacer dieta de la NASA

Las dietas vienen y van pero a veces sentimos que nada en este mundo nos hará perder de peso. En sentido es posible que un régimen alimenticio que no sea de este planeta te pueda servir. Estamos hablando de la dieta de la NASA o dieta de los astronautas.

Otro de sus nombres es dieta de los 13 días pero nos parece mucho más glamoroso, sofisticado y chic el nombre de Dieta de la NASA. En los 13 días que dura este régimen deberías perder hasta un máximo de 10 kilos.

A continuación te diremos todo lo relacionado a la dieta de la NASA, incluyendo un menú al final para que empieces con este plan alimenticio ahora mismo, no sin antes leer nuestros análisis y consultar con tu médico. Recuerda que las dietas restrictivas no son para todo el mundo ni para toda la vida.

Qué es la Dieta de la NASA

Esta es una dieta de moda pero que tiene supuestamente su origen en aquellos locos años 60 del siglo pasado, en plena efervescencia de los viajes a la Luna, la Guerra Fría, sexo y rock and roll.

Los nutricionista de la NASA tenían la delicada tarea de diseñar una dieta que funcionara en el espacio. Las condiciones de cero gravedad provocan una serie de problemas a nivel del organismo que incluyen problemas digestivos y nutricionales que pueden poner en serio peligro la integridad física de los viajeros espaciales.

Una de las situaciones que debió tomar en cuenta el equipo de nutricionista fue la cantidad de gases (pedos) cuya presencia excesiva que podría provocar una situación de vida o muerte en una pequeña cápsula espacial. Esto puede sonar risible pero es una realidad muy seria.

Uno de los efectos “secundarios” de esta dieta es que es buena para bajar de peso. Hoy en día la estamos redescubriendo para ti, para que puedas usarla sin tener que ir a la luna o hacer un curso de astronauta.

Cómo funciona

La dieta de la NASA es un plan dietético que tiene una duración inicial de 13 días. En caso de que sea necesario, puedes repetir el ciclo luego de 2 semanas de descanso.

Es un plan restrictivo que está diseñado para bajar de peso rápidamente sin caer en el “síndrome de la dieta yo-yo”, es decir, para que no recuperes el peso perdido en la fase inicial. Para ello es conveniente elegir un estilo de vida saludable basado en la buena alimentación (como una dieta mediterránea) y ejercicio físico evitando el sedentarismo.

Esta dieta te hará sentir hambre ya que solo podrás consumir alrededor de 500 calorías al día. Entre sus otras pautas podemos nombrar:

  • Evitar el consumo de azúcar refinado.
  • No consumir grasas trans ni alimentos procesados.
  • Limitar la cantidad de carbohidratos.
  • Beber 2 litros de agua por día.

Al restringir los carbohidratos deberás limitar tu consumo de pastas, pan, trigo, almidón y granos. Esto incluye arroz y papas.

La dieta es baja en caloría pero sin conteo de las mismas. Lo importante es que la sigas con la disciplina de un astronauta (lo cual es mucho decir) y no se recomienda por más de 2 semanas seguidas debido a su poco nivel calórico.

Es segura la pérdida de peso siempre y cuando respetes las pautas establecidas. Vas a perder peso rápido. Si quieres perder más kilos puedes repetir la dieta muchas veces pero siempre descansando al menos 2 semanas de ella.

Beber agua es muy importante para una correcta hidratación y para que tu estómago esté lleno, de forma tal que al comer no tengas tanto espacio para los alimentos. Esta fue una de las maneras de minimizar las flatulencias dentro de las naves Apolo.

Qué puede comer

En la dieta del astronauta se permiten comer los siguientes alimentos:

  • Carne
  • Pescado
  • Huevos
  • Vegetales

Los vegetales se pueden consumir tanto como desees, especialmente si son de hoja verde o están cocidos al vapor.

Cuáles alimentos debes evitar

En la dieta de la NASA los siguientes alimentos son un pecado:

  • Pasta y arroz
  • Vegetales con almidón, incluyendo zanahorias, remolachas, papas y chirivías
  • Alcohol (Houston, tenemos un problema… el piloto está borracho)
  • Jugos de frutas y refrescos
  • Productos lácteos, incluyendo leche, margarina y mantequilla
  • Azúcar y golosinas
  • Productos cárnicos ahumados o procesados
  • Cereales y panes

Pros

Entre las principales ventajas de la dieta de la NASA tenemos:

  • Rápida pérdida de peso
  • Ideal como dieta de inicio para ganar motivación
  • Es una dieta sencilla de seguir. Todo se basa en reducir grasas y carbohidratos a la vez que se incluyen muchas proteínas en cada comida.

Contras

Entra las desventajas de la dieta de la NASA podemos nombrar:

  • Es restringida en calorías por lo que sentirás hambre
  • Esta es una dieta para astronautas. Consulta a un médico antes de empezarla

Menú para una semana

Con este menú no tendrás problema alguno a la hora de seguir la dieta la NASA:

Lunes

  • Desayuno: solo debes tomar una taza de café.
  • Almuerzo: 3 huevos sancochados, una ensalada de verduras de hoja verde y tomate.
  • Cena: una ración de ensalada de vegetales de hoja verde y una ración de carne sin grasa a la plancha.

Martes

  • Desayuno: deberás tomar solo una taza de té o café.
  • Almuerzo: una ración de ensalada de vegetales de hoja verde y una pechuga de pollo a la plancha.
  • Cena: yogur desnatado y siete lonchas de jamón cocido.

Miércoles

  • Desayuno: tostada integral acompañada con una taza de té o café.
  • Almuerzo: una ración de ensalada de espárragos, apio, lechuga y tomate. De fruta, una naranja
  • Cena: cinco lonchas de jamón cocido con una tortilla con 2 huevos y una ración de ensalada de vegetales de hoja verde.

Jueves

  • Desayuno: tostada integral acompañada con una taza de té o café.
  • Almuerzo: una ensalada de zanahoria rallada (3 tubérculos), un huevo cocido y 7 lonchas de jamón cocido.
  • Cena: yogur desnatado con una ración abundante de frutas variadas.

Viernes

  • Desayuno: cinco lonchas de jamón, una taza de té o café y una taza de zanahorias cocidas.
  • Almuerzo: una taza de zanahorias hervidas, cinco lonchas de pescado cocidas a la parrilla y un tomate.
  • Cena: una ración de carne cocida a la parrilla.

Sábado

  • Desayuno: una taza de té o café.
  • Almuerzo: una ración de ensalada de hojas verdes y ¼ de pollo asado sin piel y limón.
  • Cena: un taza de zanahoria rallada y dos huevos duros

Domingo

  • Desayuno: una taza de té o café.
  • Almuerzo: una ración de ternera a la plancha. De fruta, una naranja.
  • Cena: un yogur desnatado, una tortilla con dos huevos y cinco lonchas de jamón cocido.