Skip to content

Hacer Dieta Mediterranea

La dieta mediterr√°nea es ampliamente conocida y recomendada por la Organizaci√≥n Mundial de la Salud ya que siguiendo el plan que esta dieta establece, puede permitir que los niveles¬† de az√ļcar en la sangre se normalicen evitando enfermedades como la diabetes. Tambi√©n esta dieta puede ayudarte a tener un coraz√≥n m√°s sano.

La dieta mediterránea combina armoniosamente los alimentos de una dieta sana y balanceada con los sabores y preparación de los alimentos de la cocina mediterránea. En este artículo estaremos mencionando entre otras cosas los beneficios de consumirla, los riesgos implicados, que alimentos la conforman y otros detalles que te puedan ayudar a evaluar si ésta es la dieta adecuada para ti.

¬ŅEn qu√© consiste la dieta mediterr√°nea?

Aunque existen diferentes definiciones de lo que es una dieta mediterránea, en lo que sí coinciden todos que es una dieta rica en vegetales, aceite de oliva, frutas, semillas y frutos secos.

Consejos para seguir la dieta

La dieta mediterránea aconseja seguir los siguientes pasos para logar el éxito deseado

  1. Consume m√°s vegetales frescos y frutas, lo recomendable es que diariamente puedas consumir de 7 a 10 porciones de frutas o vegetales.
  2. Prefiere los granos enteros, quita de tui ingesta diaria el pan, los cereales y pastas aunque sean integrales, incl√≠nate por el farro o trigo, tambi√©n es recomendable el bulgur que t√ļ misma puedes prepararlo.
  3. Inclínate por las grasas saludables como el aceite de oliva en vez de grasas trans como las que tiene la margarina.
  4. Come m√°s mariscos y pescados, es recomendable que incluyas en tu dieta la ingesta de pescado por lo menos dos veces por semana. El pescado puedes prepararlo horneado, asado al vapor pero jam√°s frito.
  5. Reduce en lo que te sea posible el consumo de carnes rojas c√°mbialas por carnes blancas y si consumes rojas que sea magra.
  6. Disminuye la ingesta de sal, v√°lete de las hierbas naturales y ajos para que le des sabor a tus platillos.
  7. Un lito de agua a diario
  8. Una copa de vino a diario

Beneficios de la dieta mediterr√°nea

  1. Para lograr una mayor efectividad es bueno complementarla con una rutina de ejercicio moderada, 30 minutos diarios 5 días por semana. Puedes optar por salir a caminar a paso ligero, también la natación es una buena opción o sino bicicleta, en general cualquiera de estos ejercicios cardiovasculares te pueden ayudar. Debes evitar el sedentarismo a toda costa.
  2. Si sigues al pie de la letra la dieta mediterr√°nea junto con una rutina de ejercicio moderada, lograras bajar de peso, y lo m√°s importante lo har√°s de manera natural y sin el temor del efecto rebote.
  3. Con la dieta mediterránea lograras que tus órganos principales tengan un mejor funcionamiento y eso repercutirá en un mayor bienestar y una mejor calidad de vida.
  4. Estudios realizados han demostrado que tener una dieta mediterránea no como una dieta temporal cuando queremos quitarnos unos kilitos demás sino cuando lo hacemos como una rutina de vida, ese tipo de alimentación permitirá bajar las probabilidades de padecer de cáncer.
  5. Los productos que conforman esta dieta son f√°ciles de conseguir y preparar.

Riesgos implicados en la dieta mediterr√°nea

No hay dudas que son muchas las ventajas en consumir la dieta mediterránea, si pueden darse en ciertas personas algunas implicaciones como el hecho que debido al poco consumo de carnes y productos lácteos tienda a bajarse el calcio y el hierro, en ese caso es bueno consultar al médico para que le indique lo que usted requiere para equilibrar esos componentes importantes en su organismo.

La dieta mediterránea también incluye vino, es recomendable que este sea con las comidas, en caso que el vino afecte su salud como el caso de que usted  está embarazada o es un paciente de riesgo en padecer cáncer de mamas lo recomendable es que la   elimine de su dieta.

Definitivamente los beneficios sobrepasan los riesgos implicados y así lo demuestran los estudios realizados. A continuación vamos a ver como esta dieta maravillosa reduce el riesgo de padecer ciertas enfermedades importantes.

La dieta mediterránea y el corazón

La fundaci√≥n espa√Īola del coraz√≥n, exhorta a crear conciencia de que somos lo que comemos, llama la atenci√≥n de las personas de tener una buena alimentaci√≥n ya que esto influye considerablemente en la salud del coraz√≥n aminorando las probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares.

Estudios realizados han corroborado que la dieta mediterránea es muy adecuada para pacientes que han presentado afecciones coronarias, ya que los resultados arrojaron que a los pacientes que se les suministro este tipo de régimen alimenticio después de haber sufrido infarto al miocardio, estos pacientes tienen menos probabilidades de volver a padecer una enfermedad cardíaca

De esta manera quedo suficientemente claro que la alimentación es determinante en la recuperación y prevención de enfermedades cardiovasculares.

La dieta mediterr√°nea y el c√°ncer de mamas

Aunque no se han realizados mayores estudios de como la dieta mediterr√°nea pueda incidir positivamente en pacientes con c√°ncer de mama, los pocos estudios que se han realizado presentan que existen muchos factores positivos, y es que la dieta mediterr√°nea se adecua a lo que un paciente¬† debe consumir para su prevenci√≥n. La √ļnica contradicci√≥n que no estar√≠a contemplado es el consumo de vino ya que esto afectar√≠a a pacientes con c√°ncer, o sobrevivientes de c√°ncer, all√≠ se le recomienda eliminarlo completamente.

La dieta mediterránea y la función pulmonar

Estudios realizados recientemente arrojaron como resultado que las personas fumadoras, si programan su vida a un plan mediterráneo, eso mejorara su función pulmonar. Se le sugiere a este tipo de personas que aumenten la ingesta de frutos secos y disminuyan la ingesta de carnes rojas y alimentos procesados.

En el estudio que se realiz√≥ utilizaron una poblaci√≥n de 550 personas entre hombres y mujeres con edades que oscilaban entre 25 a 75 a√Īos y que eran fumadoras habituales.

Se llegó a la conclusión que la dieta mediterránea tiene una incidencia directa y beneficiosa en la función pulmonar.