Skip to content

Hacer dieta para perder los kilos del verano

Como ya sabes, se aproxima el fin de las vacaciones y aunque disfruté un montón, tengo unos kilitos de más… Pero nada de qué preocuparse, en esta área no hay nada que no se pueda resolver volviendo a la rutina y dándole con todo nuevamente. Siéntete en la comodidad de saber que esto nos ocurre a todos, incluyéndome; porque no solo buscamos mantenernos en forma, sino también encontrar un equilibrio entre disfrutar de los placeres de la vida y llevar una vida sana. Por esa razón, hoy te daré los mejores consejos que yo aplico para lidiar con los kilitos adquiridos durante las vacaciones.

Como dije anteriormente, siéntete libre de aceptar que esto sucede y deja los remordimientos a un lado. Has estado trabajando duro durante todo el año como para perder la motivación sólo por un disfrute de medio tiempo. Salirte de la rutina en ocasiones no es tan malo como piensas, de hecho… Tiene sus ciertos beneficios como activar el metabolismo (Ojo, no por decir esto quiere decir que mientras más rompas la dieta mejor… ¡NEGATIVO!. Solo intento decir que él cuerpo necesita también de grasa/aceite, pero las más ligeras posibles) Por último, también sirve para incrementar aún más las ganas de dar él todo por él todo con él reintegro de nuestra rutina.

Otro de mis consejos es tomar cartas en el asunto, pero tampoco desesperarse. Y si no me has entendido bien, te explico…

Si bien ya lo hablamos, tienes unos kilos de más y hay que perderlos… Pero, no sólo hay que perderlos, hay que evitar a toda costa que se acumulen. Es decir, que a penas comiences el trabajo, es el momento perfecto para volver a iniciar tú rutina y tú dieta. Sin embargo, también debes de tomar en cuenta que, así como los kilos llegaron, se irán. Así que no te desesperes y no ocupes tu mente todo el día en un solo pensamiento basado en perder dichosos kilos. Mientras hagas tú rutina al pie de la letra y los días vayan fluyendo, te darás cuenta rápidamente de los resultados.

Por último, él mejor consejo a realizar en cualquier tipo de ámbito, es quererte y ocuparte de ti. La idea de hacer dieta y tener una rutina no te tiene que esclavizar, todo lo contrario, debería empoderarte porque es un cariño que le haces a tu cuerpo y a tu organismo. Es importante todos los días atribuirte de buena forma él esfuerzo que haces diariamente y puedes hacerlo bien sea practicando yoga o meditando. Existen muchísimas maneras, sólo opta por la que te haga sentir más cómoda.

Recuerda tener buenos hábitos cómo dormir tus ochos horas al día, jamás saltarte él desayuno (Esta es la comida más importante del día), realizar tus 5/6 comidas al día incluyendo su respectiva proteína, hacer ejercicio de forma habitual un mínimo de 3 días por semana y tomar al menos un día de descanso, él tipo de grasa que ingieras debería ser preferiblemente de origen vegetal o animal, como aceite de oliva, atún, aguacate o frutos secos, mientras que los glúcidos, es decir los carbohidratos, deberás consumirlos tipo integral y de bajo índice glucémico.

Quiero destacar algo muy importante… En el mundo del fitness, existe muchísimas formas de darle tu toque personal. Y esto lo digo para hacerte entender que llevar este estilo de vida no es difícil y muchos menos aburrido. No sientas que estás bajo un régimen, en lo absoluto, aunque debas hacer dieta, existen mil maneras de darle un toque especial según tu gusto e incluso, te aseguro que existen muchísimos alimentos excelentes para integrarlos a tu dieta que seguramente nunca te has atrevido a probar y quizás sean deliciosos, porque si… El hecho de que una comida sea sana, no la hace desagradable.