Skip to content

¿Por qué utilizar estas poderosas semillas en nuestra alimentación?

¿Cuántas veces has escuchado sobre todos los beneficios que nos brindan las semillas de linaza? Seguramente una cantidad de veces no menor a cinco. Es uno de los alimentos más consumidos en los últimos años, gracias a sus riquísimas propiedades nutricionales y su poderosa acción para adelgazar.

Estamos seguros que quieres tener más información sobre cómo perder peso consumiendo semillas de linaza y, a continuación te explicaremos la mejor manera de utilizarla.

Propiedades de las semillas de linaza

La linaza es un cereal, perteneciente a la planta Linum usitatissimum, originaria de Egipto y que hoy es consumida en gran parte del mundo. Se puede comprar en forma de aceite, pastillas, semillas enteras o molidas. Resulta una fuente natural de:

  • omega 3
  • antioxidantes
  • vitaminas
  • minerales

Es sabido que para disfrutar de sus propiedades adelgazantes, es necesario utilizar sus semillas molidas y la razón es muy fácil, si se consume como aceite, sus propiedades tienden a oxidarse y presentará un alto contenido en grasas insaturadas.

Si al momento de adquirir las semillas de linaza solo las encuentras enteras, no hay ningún problema, ya que puedes molerlas.

Beneficios para la salud:

  1. Fibra

La linaza actúa como una excelente fibra dietética que puede ser combinada en cualquier plato gastronómico. Esta fibra es responsable de disminuir los niveles de azúcar en la sangre, regular  la presión arterial, reducir la inflamación, contribuir a la protección de la flora bacteriana haciendo que el sistema digestivo absorba mejor los nutrientes.

  1. Omega-3

Las semillas de linaza son ricas en omega 3, un ácido graso esencial para la salud. Es un ácido linoleico ligado a la formación de eicosanoides antiinflamatorios. Que ayuda a combatir y prevenir la artritis y el asma.

  1. Regula el sistema digestivo

La semilla de linaza es popular en la medicina natural por sus altas propiedades en el tratamiento del estreñimiento. Para su aplicación, las semillas de linazas molidas deben ser consumidas con abundante agua.

Diversos estudios científicos han arrojado que las semillas de linaza ayudan en el tratamiento de la diverticulitis, pero tienen que ser consumidas en las primeras etapas de la inflamación. También son un excelente desintoxicante, que ayudan en la limpieza del intestino.

  1. Reducen el colesterol y los efectos de la menopausia

Las semillas de linaza reducen el colesterol, permitiendo la protección de las células y, a su vez, previniendo la formación de coágulos, hemorragias y arritmias. Las semillas de linaza pueden ser empleadas para tratar los efectos de la menopausia, ya que aportan flavonoides, unos antioxidantes que tienen poderes antiinflamatorios en el sistema inmunológico.

Además de lo anterior, las semillas de linaza cuentan con vitamina B, magnesio, manganeso, fósforo y tiamina.

Consejos para adelgazar:

Consumir semillas de linaza te permitirá regular el organismo gracias a sus nutrientes ofrecidos, útiles para quemar grasas. Su valor nutricional radica en que ayuda a calmar la sensación de saciedad en el estómago, su alto contenido en omega 3 resulta excelente para digerir grasas eliminando aquellas que nuestro cuerpo no necesita.

Recetas de linaza para adelgazar

Puedes acompañar tus ensaladas con semillas de linaza u otros alimentos. También puedes disolverlas en un vaso de agua o jugo y comerlas cuando sientas el estómago vacío.

Para otros platillos las semillas de linaza son empleadas como sustitutas del huevo. Si quieres ingerirlas de esta manera, solo tendrás que agregar una cucharada de linaza y 50 ml de agua.

Las semillas de linaza reducen el tiempo de cocción de los alimentos.

Vamos a presentarte distintos ejemplos sobre cómo utilizar las semillas de linazas para tus alimentos, debes tener en cuenta que por su efecto de saciedad y su alto contenido en nutrientes puedes comerla en solitario sin otros aditivos. Lo importante que es  sigas una dieta equilibrada, rica en fibras, proteínas, verduras y frutas… Sin embargo aquí están algunas de las mejores recetas:

Recetas con frutas

  • Puede agregar semillas de linaza a un jugo de naranja durante tu desayuno. Dos cucharadas resultan suficientes.
  • Si preparas ensalada de frutas, agrega dos cucharadas de semillas de linaza.
  • Elabora un batido hecho con leche de avena, manzana, un poco de canela y dos cucharadas de semillas de linaza.

Recetas para comidas saladas

  • Si deseas elaborar un sándwich, utiliza pan integral, trozos de aguacate y una rodaja de pavo a la plancha. Como toque final agrega una cucharada de semillas de linaza.
  • Para empanar pollo o pescado, lo ideal es utilizar semillas de linaza, porque acelera la cocción, además de añadir un sabor inigualable y valor nutricional.
  • Puedes preparar ensalada de espinacas, con trozos de piña, pollo, un chorrito de jugo de limón y espolvorear una cucharada de semillas de linaza.