Skip to content

¿Son tan buenos los probióticos para el cuerpo?

Los probióticos o las llamadas bacterias buenas se encuentran naturalmente en nuestro cuerpo y tienen la función de fortalecer el sistema inmunológico y luchar contra las bacterias malas. Pero, ¿cuándo está bien tomar probióticos y cuándo no?

Lo que debes saber sobre los probióticos

Hay microorganismos que componen la flora benéfica del organismo y te ayudan, junto con los ejercicios físicos (pesas, ciclismo, cintas de correr , etc.) a mantener una buena salud.

En nuestro cuerpo viven entre 400 y 500 cepas de bacterias.

Se encuentran en la piel, el tracto urogenital, el tracto respiratorio superior y la cavidad oral, pero principalmente en los intestinos.

El nombre de probióticos apareció por primera vez en 1989 y desde 1995 se han recetado junto con antibióticos.

¿Cómo nos ayudan los probióticos?

Combaten las infecciones, tanto por el efecto antimicrobiano que tienen, como estimulando la producción de péptidos, sustancias con función antiinfecciosa.

Los probióticos tienen la capacidad de producir una amplia gama de sustancias con función antimicrobiana (como ácidos grasos de cadena corta, acético y láctico, bacteriocinas, H2O2).

Mejorar el sistema inmunológico estimulando la síntesis de inmunoglobulinas tipo A.

Reducen la inflamación en el cuerpo, luchan contra las células infectadas por virus, pero también contra las cancerosas.

Ayudan a mantener la salud del sistema digestivo.

Ayudan a combatir los resfriados y la gripe, pero también reduce el eccema en los niños.

Reducen los efectos nocivos de los antibióticos en el cuerpo.

¿Cuáles son los efectos adversos de los probióticos?

El efecto secundario más común es la hinchazón.

En muy raras ocasiones pueden producirse reacciones alérgicas (picor, enrojecimiento, hinchazón de la cara, mareos, dificultad para respirar).

¿Cuándo tomar probióticos?

Cuando estés en tratamiento con antibióticos. Aunque no todos los médicos recomiendan la suplementación con probióticos, los estudios han demostrado que es más seguro tomar probióticos durante el tratamiento con antibióticos.

Si padeces colitis ulcerosa. Esta enfermedad crónica afecta gran parte del intestino y provoca diversos desequilibrios digestivos que puedes reducir con la ayuda de bacterias buenas.

Si padeces el síndrome del intestino irritable. Otra condición cuyos efectos negativos puedes combatir con éxito con la ayuda de probióticos.

Si no tienes una dieta equilibrada. Para evitar la producción de desequilibrios en el organismo, pero también la contracción de virus y bacterias, puedes tomar suplementos probióticos como precaución.